Según reporta el diario El País, Meghan Markle acaba de viajar a Toronto en un vuelo privado. Este es el primer viaje que realiza en solitario tras haber contraído matrimonio con el príncipe Harry. ¿A qué se debe su llegada a Canadá? 

Si bien el Kensington Palace no ha difundido el motivo oficial por el que Meghan Markle llegó a Canadá, varios medios coinciden en que el drama con su familia ha llegado a niveles que ella no puede tolerar y, por ello, ha decidido tomarse unos días lejos del reflector mediático. 

“El viaje de Markle ocurre días después de que su padre, Thomas Markle, que lanzó su propia línea de ropa para hombres aprovechando la fama que ha adquirido gracias a su hija, concediera una polémica entrevista para The Sun”, dice El País. 

Meghan Markle cumplió 37 años el pasado 4 de agosto.

Cabe recordar que, antes de mudarse al Reino Unido con el príncipe Harry, Meghan Markle vivía en Canadá, donde se filma la serie Suits. Aparentemente, la duquesa de Sussex ha decidido tomarse un respiro de sus funciones en la realeza para visitar a varios amigos. “Este viaje en solitario, en el que ha aprovechado para visitar a sus amigos, tiene lugar antes del primer viaje oficial de la pareja juntos, en el que los Sussex visitarán Australia, Nueva Zelanda, las Islas Fiji y Tonga”, agrega El País sobre su visita. 

Según el portal Royal Central, que sigue de cerca a la realeza británica, el Kensington Palace le envío una carta formal a la aerolínea Air Canada para que ningún miembro de la tripulación se acerque a Meghan o intente tomarle una fotografía durante su trayecto. 

Dilemas familiares

Meghan Markle viene afrontando días difíciles como duquesa de Sussex. Desde antes que se casara con el príncipe Harry, su padre no ha dejado de emitir declaraciones a los tabloides. En la última entrevista que le brindó a The Sun, el padre de Meghan dijo que “la realeza debe volverse más moderna y abierta al escrutinio”.

Lea también:  Boda Real: esto compartieron los invitados en Instagram

Si bien en un inicio se creía que el Kensington Palace trataría de acercarse a Thomas Markle para limar asperezas entre él y la familia real, parece que esto no sucederá en un futuro cercano y que solo ignorarán sus declaraciones. 

Fuente cercanas a los duques de Sussex declararon a The Times, que la pareja no tiene intención en contactar al señor Markle.

El duque y la duquesa de Sussex se niegan a verse arrastrados a una guerra de palabras con Thomas Markle, ya que el padre de la duquesa criticó a la familia real”, cita el diario.