Tras 45 años como representante real, Isabel II le ha cedido a Meghan Markle el patronato del Teatro Nacional de Londres. A este nuevo trabajo en su agenda, se suman tres deberes que la duquesa de Sussex también encabezará como parte de la realeza. 

Este jueves 10 de enero, el Palacio de Kensington confirmó una noticia que venía circulando en los últimos días: la reina Isabel II le ha cedido a Meghan Markle dos patronazgos muy importantes. 

Ahora la duquesa de Sussex trabajará como patrona del Teatro Nacional y también se convertirá en la representante real de la Asociación de Universidades de la Commonwealth, que la monarca ha presidido durante 33 años. 

La noticia de que Meghan Markle trabajará en el Teatro Nacional de Londres no es descabellada. Antes de casarse con el príncipe Harry, la duquesa de Sussex había trabajado como actriz y cuenta con bastante experiencia en el oficio de la actuación. 

Junto a esos nuevos deberes, Meghan también tendrá otros trabajos que reflejan las causas que ella ha defendido a lo largo de su vida. “La duquesa de Sussex se convertirá en patrona de cuatro organizaciones que reflejan las causas y los problemas con los que ha estado involucrada, incluidas las artes, el acceso a la educación, el apoyo a las mujeres y el bienestar animal”, enfatizó el Palacio de Kensington.

Nuevos roles

A la par en trabajar en los deberes que le ha encomendado la reina Isabel II, Meghan trabajará en la organización caritativa Mayhew que busca mejorar la vida de perros y gatos en Londres.

Lea también:  Las tiaras reales más deslumbrantes del mundo

“La duquesa ha comprendido durante mucho tiempo la conexión entre los animales y el bienestar de la comunidad”, se lee en el comunicado oficial.

Finalmente, entre su lista de deberes no podía faltar un trabajo dedicado a las mujeres (Meghan Markle se ha declarado abiertamente feminista desde antes de casarse con el príncipe Harry).

En esa línea, ella trabajará con Smart Works Charityuna organización que asesora a mujeres desempleadas y las ayuda a prepararse para las entrevistas de trabajo con ropa y consejos. 

Justamente, una de las primeras tareas de Meghan este 2019 fue visitar fue conocer a las mujeres de Smart Works. 

Según el Palacio de Kensington, muchas de las mujeres que se reunieron con la duquesa esta semana “vienen de prisiones, centros de trabajo, residencias y refugios para personas sin hogar, quienes no han tenido éxito en más de 20 solicitudes de trabajo”.