Puede que las graderías estén vacías y que la reina Elizabeth II no participe de él, pero la extravagancia de vestuario que caracteriza al Royal Ascot se mantendrá a través de una iniciativa online cuyo fin consiste en recaudar fondos para la lucha contra el coronavirus. 

Por Redacción COSAS

Por primera vez desde su inauguración, el 11 de agosto de 1711, bajo el patrocinio de la reina Anne de Inglaterra, las carreras de caballos conocidas como Royal Ascot se desarrollan a puerta cerrada. La organización ha calculado que en esta edición perderá cerca de 11 millones de dólares por la prohibición de que haya público en este acontecimiento deportivo. Esto como medida de prevención tomada ante la pandemia.

Pero si por algo es conocido este torneo hípico, el más antiguo del mundo, es por el desfile de extravagantes sombreros y tocados que hacen las damas y caballeros que concurren. Motivo por el que el evento ha trascendido como uno de los que mejor define el estilo británico. Todo apuntaba a que este año, lamentablemente, no se podría apreciar durante los cinco días que dura la competición tal espectáculo. No obstante, la organización ha tenido una idea para que sus seguidores puedan seguir cumpliendo con la tradición y lucir sus excéntricos estilismos.

Royal Ascot reina Elizabeth II (1)

La monarca y su esposo, el príncipe Philip, sujetan uno de los trofeos de Royal Ascot.

Por una buena causa

“Tanto si se trata de pamelas de señoras, de sombreros de copa para caballeros, o de cualquier otro tipo, sencillamente tómese una foto y compártala en las redes sociales usando las etiquetas #StyledWithThanks y #RoyalAscot“, han escrito los organizadores en sus redes sociales. Este gesto, sumado a la donación de 5 libras a través de la web del evento, forman parte de una campaña de apoyo “a aquellos que trabajan en primera línea en la crisis global contra la COVID-19”, explicaron.

Lea también:  El papá de Meghan Markle cuenta cómo el príncipe Harry le pidió la mano de su hija

La iniciativa, lanzada la semana pasada, recibió una donación de 100 mil libras de parte de la Ascot Racecourse. Dicho monto será destinado a cuatro diferentes organizaciones. Estas son: The National Emergencies Trust Relief Fund, NHS Charities Together, The Care Workers Charity y the Berkshire Community Foundation Coronavirus Fund.

Royal Ascot reina Elizabeth II (3)

Zara Tindall, nieta de Elizabeth II, y su esposo Mike se unieron a la campaña.

Muchos diseñadores británicos, fotógrafos y algunos miembros de la realeza ya se han unido a esta causa. En las redes sociales podemos ver cómo animan a sus seguidores a sumarse a ellos. En ese sentido y con el propósito de persuadir a más usuarios a participar, este año el look más Elegante, Original y Favorecedor recibirán un premio. Los diseños serán evaluados por un panel de aclamados exponentes de la industria de la moda.

Por otro lado, todas las fotos que empleen las etiquetas antes mencionadas se unirán en un mosaico con forma de arcoíris, símbolo de la resistencia frente a la COVID-19 durante el confinamiento.

Royal Ascot reina Elizabeth II (2)

Helena Morrissey, una de las más influyentes financieras y activistas de Gran Bretaña.

La reina está apenada

Se sabe que es uno de sus eventos deportivos favoritos. Sin embargo, en esta oportunidad, la reina Elizabeth II tendrá que conformarse con ver el torneo hípico por televisión. La soberana ha enviado unas palabras a la organización de las carreras del Royal Ascot. “En tiempos difíciles, estamos nuevamente encantados de recibir a los mejores caballos y jinetes de todo el mundo”, expresó.

“Este año será diferente ya que a menudo es una oportunidad para que amigos, familiares y colegas se reúnan y disfruten de una pasión compartida. Pero estoy segura de que con los valientes esfuerzos de los organizadores, propietarios, formadores y personal, seguirá siendo una de las mejores ocasiones deportivas de Gran Bretaña y un punto destacado del calendario de carreras. Para todos los que asistan a Royal Ascot, en persona o virtualmente, espero que tengan una semana de carreras agradable y única”, acotó.

Royal Ascot

Los duques de Cambridge y la reina en Royal Ascot 2019.

El año pasado, la Familia Real británica al completo inauguró su edición 308. Ahora se sabe que cada cual permanecerá al tanto del evento desde su residencia. En el caso de Elizabeth II, se ha acondicionado una sala especial en el Castillo de Windsor. De esa forma la monarca no se perderá un solo detalle de la competición.

Lea también:  Eugenie de York sobre Jack Brooksbank: "Fue amor a primera vista"

 

Foto: @telegraphfashion, @mike_tindall12, @ascotracecourse, @dunyasosyetesi.