La más reciente biografía de los Duques de Sussex continúa levantando polémica (y eso que aún no ha salido a la venta). Recientemente, el diario Daily Mail ha recopilado declaraciones de allegados a los Duques de Sussex, los principales señalados por el libro.

Por Redacción COSAS

El diario The Times empezó a publicar fragmentos de Finding Freedom y las respuestas de los allegados a los involucrados no se han hecho esperar. Esta vez –según reporta Daily Mail–, amigos cercanos a los Duques de Cambridge han saltado en defensa de la pareja.

Resulta que, como ya se conocía, uno de los flancos que más ferozmente ataca el libro es la relación entre Harry y William, además de los supuestos desplantes y malos tratos a los que habría sido sometida la ahora Duquesa de Sussex.

La publicación ahonda en pormenores: que si en 2017 Kate se negó a darle un aventón a Meghan a pesar de que iban prácticamente al mismo lugar o que si William se refirió a Meghan como “esa chica” y le dijo a Harry que no se apresurara en casarse con ella. Todas estas supuestas rencillas se habrían ido acumulando hasta el estallido final que fue el llamado Megxit.

Sussex

LA REACCIÓN

Ante el conocimiento público de estos fragmentos, algunos amigos del príncipe William y Kate Middleton han afirmado que la pareja “desenrolló la alfombra roja para Meghan”. Según ellos, los Duques de Cambridge habría sido más que amable con la entonces nueva integrante de la familia real.

Según los amigos, “les dieron la bienvenida a Meghan con los brazos abiertos”: la invitaron a Anmer Hall, su hogar familiar en Norfolk, donde Kate preparó comida vegana especialmente para su futura cuñada. Pero eso no es todo: también los Duques de Cambridge invitaron a quienes serían las damas de honor y los pajes en la boda de los Sussex a una fiesta previa a la ceremonia. Además, fue Kate la que tuvo como iniciativa –por dos años consecutivos– invitar a Meghan a que la acompañara en el Royal Box en Wimbledon.

Sussex

Disfrutando de uno de los partidos de Wimbledon.

“¿Cómo puedes decir que no fueron cálidos o acogedores cuando recibieron a Meghan para Navidad, la invitaron a su santuario interior totalmente privado en Anmer Hall e hicieron todo lo posible para que se sintiera como en casa? ¡Ellos personalmente cocinaron su comida vegana favorita! No podrían haber sido más acogedores”, han sentenciado los amigos de la pareja.

Lea también:  Todo sobre la gran boda de Sofía Palazuelo y el duque de Huéscar

LOS OTROS INVOLUCRADOS

Por su parte, el polémico padre de Meghan Markle tampoco se ha quedado callado. “Es el peor momento del mundo para andarse quejando por cualquier cosa”, le dijo al diario The Sun, desde su casa en México. Thomas Markle realizó esas declaraciones en referencia al sensible momento que atraviesa todo el mundo debido a la pandemia del Coronavirus. “Amo a mi hija, pero realmente no me gusta en lo que se ha convertido”, agregó.

“Creo que quien estará más molesta (con el libro) será la reina”, declaró una fuente cercana a la familia real a Vanity Fair. A estas alturas, no resultaría sorpresivo para nadie que la reina se sintiera herida por la actitud de su nieto y de su esposa. Se sabe que la decisión de los Duques de Sussex de abandonar la Corona no habría sido consultada con ella. “Se dice que Su Majestad fue ‘sorprendida’ por el lanzamiento del sitio web SussexRoyal que acompañó su anuncio de Megxit en enero, reporta Daily Mail.

Meghan Markle y reina Elizabeth II

El tema, lejos de estar zanjado, tiene para rato. Y con la biografía que por fin sale a la venta en agosto, los tabloides tendrán comidilla por un buen tiempo. Si lo que quiere Meghan Markle realmente es alejarse del ojo mediático, la publicación de esta biografía –que pintaría una imagen demasiado benevolente de los Sussex y habría sido avalada por ellos, a pesar de que lo nieguen– es, en definitiva, un paso en la dirección contraria.