Una explicación a la distribución de títulos en la familia real británica, que impide que Archie y Lilibeth, los hijos de los Duques de Sussex, sean reconocidos como “principe” y “princesa”.

Por Arianna Gonzáles

meghan

Gracias a la Patente de las Cartas de George V, los hijos de Harry y Meghan no reciben los títulos de “Príncipe” y “Princesa”.

Uno de los momentos más controversiales dentro de la entrevista que los duques de Sussex, Harry y Meghan, ofrecieron a Oprah fue cuando explicaron la razón detrás de que su hijo, Archie Mountbatten-Windsor, no sea considerado un príncipe.

En la entrevista, Meghan le dijo a Oprah que se cambió el protocolo para Archie, lo que significaba que no tendría un título. Ahora, con la llegada de su hermana, Lilibet Diana, es difícil ignorar el tema de los títulos reales y quién exactamente reclama uno. 

La respuesta reside en la Patente de las Cartas de George V de 1917. En ella, el antiguo monarca, definió reglas claras respecto a los nombramientos reales.

Jorge V tenía la intención de crear una “monarquía adelgazada”. Para tal propósito, emitió una nueva ley, denominada Patente de Cartas, que limitaba el número de parientes reales que podían usar el título de Príncipe o Princesa.

“Está declarado por las Cartas Patentes que los hijos de cualquier Soberano del Reino Unido y los hijos de los hijos de dicho Soberano y el hijo mayor vivo del hijo mayor del Príncipe de Gales tendrán el título o atributo de Alteza Real con su dignidad titular de Príncipe o Princesa antepuesto a sus respectivos nombres cristianos o con sus otros títulos de honor”, reza la norma.

Contexto de la Patente de Cartas

jorge v

George V trataba de que la Casa de Windsor sobreviviera a través del tiempo.

El momento de la Patente de Cartas, por supuesto, es significativo. En 1917, había muchas cosas en juego en Europa que seguramente estaban en la mente de Jorge V, entre ellas la caída de muchas otras monarquías, sobre todo el zar y la zarina de Rusia y sus hijos.

Lea también:  Las 10 reglas más extrañas que deben cumplir los niños de la realeza británica

Al “adelgazar” su propia casa real, se estaba modernizando para sobrevivir, frente al creciente sentimiento antirrealista en Europa. Debido al gran número de hijos de su abuela, la Reina Victoria y el Príncipe Alberto, muchos de los cuales se habían casado con otras familias reales en toda Europa, la Familia Real se había vuelto particularmente grande, por lo que su decisión de’ encoger ‘se siente particularmente profética.

¿Cómo se aplica esta ley en el reinado de Elizabeth II?

george

Bajo la Patente de Cartas de 1917, de los hijos de los duques Cambridge, solo George recibiría el título de Príncipe.

Lo arriba narrado significa que solo los hijos y nietos del monarca a través de la línea masculina reciben automáticamente el título de Príncipe o Princesa, así como el primer hijo del hijo mayor del Príncipe de Gales, el Príncipe George.

Por ello, los hijos de la princesa Ana, Zara Tindall y Peter Phillips, no se les dio un título al nacer, pero sí a las princesas Beatriz y Eugenia, por ser hijas del príncipe Andrew.

Sin embargo, según los informes, a la princesa Ana se le ofreció la oportunidad de dar un título a sus hijos, pero ella se negó, al igual que su esposo, el capitán Mark Phillips, a quien se le había ofrecido un título en su matrimonio,

Por el contrario, los hijos del príncipe Eduardo también habrían sido príncipe y princesa, pero él y su esposa, la condesa de Wessex, decidieron no darles el título. En cambio, los denominaron Lady Louise Windsor y James, vizconde de Severn.

Nueva Patente de Elizabeth II

Gracias a una nueva Patente de Letras se garantizó que todos los hijos de los Duques de Cambridge tuvieran el título de Príncipe y Princesa.

Antes del nacimiento del Príncipe George, en el 2012, la Reina emitió una nueva Patente de Letras para garantizar que todos los hijos de los Duques de Cambridge tuvieran el título de Príncipe y Princesa, a pesar de que la regla generalmente solo se aplica al hijo mayor.

Esto habría significado que, si la princesa Charlotte hubiera nacido antes que su hermano, no habría sido princesa, sino Lady Charlotte Mountbatten-Windsor.

Lea también:  Adiós, Harry y Meghan: ellas son las nuevas protagonistas de la escena real británica

En el caso de la princesa Beatrice y la princesa Eugenia, el título esencialmente termina en ellas, lo que significa que sus hijos no se convierten en príncipe o princesa al nacer.

Aunque, eso podría cambiar, si la Reina decide otorgar un condado a Edoardo Mapelli Mozzi o Jack Brooksbank, los esposos de Beatrice y Eugenia respectivamente, lo cual es poco probable ahora dado que esto generalmente se otorga al casarse.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.