En un intento por ayudar a prevenir la aparición de mutaciones peligrosas, Rusia ha producido el primer lote de la primera vacuna COVID-19 para animales en el mundo. 

Por Arianna Gonzáles

Carnivac-Cov, es una vacuna inactivada, elaborada por el Centro Federal de Salud Animal ruso.

Han pasado casi 5 meses desde que la primera dosis de la vacuna contra el COVID – 19 se le aplicara a una ciudadana británica de 90 años.

Desde ese momento, países de todo el mundo, han hecho incalculables esfuerzos por inmunizar a gran parte de su población, y así acabar con la devastadora pandemia.

Sin embargo, hasta ahora ninguna compañía farmacéutica se había detenido a pensar en una vacuna diseñada especialmente para proteger a las poblaciones de animales.

Si bien, inmunizar a los animales, puede no parecer una prioridad para muchos, es un aspecto importante en el control de enfermedades a largo plazo.

Hablan los expertos en vacunas

Según expertos, es muy probable que el COVID-19 se propague a los humanos desde los animales. Esto, siguiendo con el esquema de propagación descubierto en enfermedades virales importantes como la influenza y el ébola.

Los científicos afirman que  los seres humanos también son capaces de transmitir la enfermedad a los animales, incluidas las mascotas, como los perros y gatos, y otras especies, como el visón.

Dicha transmisión puede provocar que se desarrollen mutaciones peligrosas y que estas se propaguen rápidamente.

Estudios señalan que algunos animales son más propensos al COVID-19 que otros.

Casos de animales contagiados, monitoreados en el Reino Unido, demuestran que son capaces de contraer el virus de sus dueños y morir después de desarrollar dificultades respiratorias.

Lea también:  El arte responde al coronavirus: Instituciones culturales se suman al #QuédateEnCasa

Si bien no hay evidencia de que los animales domésticos puedan transmitir el virus a los humanos, los científicos advirtieron sobre la necesidad de monitorear la transmisión en caso de que puedan actuar como un “reservorio viral”.

Rusia y la vacuna para animales

La vacuna, denominada Carnivac-Cov, fue registrada hace un mes, el 31 de marzo.

Ante este panorama, el Centro Federal de Sanidad Animal de Rusia ha producido 17. 000 dosis de la primera vacuna contra el coronavirus para animales, Carnivac-Cov, según informó el regulador agrícola encargado.

El lote inicial se distribuirá en varias regiones rusas. Sin embargo, una producción mayor parece estar cerca, pues compañías de países como Alemania, Polonia, Kazajstán, Tailandia y Corea del Sur han expresado interés en comprar dosis futuras.

Dos gatitos en recuperación tras haberse contagiado de COVID-19.

Aún no está claro qué animales se espera que reciban el primer lote, pero se presume serían perros, gatos, visones y zorros. Esto, debido a que fueron los grupos de animales que participaron en las pruebas para mostrar su efectividad.

Por otro lado, el organismo de control ruso ya está preparando solicitudes de registro que permitan la distribución de la vacuna en otras partes del mundo, especialmente en la Unión Europea.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales