La actriz y sobrina de Julia Roberts se convirtió en madre de un niño. Como se recuerda, Emma Roberts y Garret Hedlund mantienen un romance desde inicios del año pasado. 

Por Redacción COSAS

Emma Roberts cerrará el año de la mejor forma. La intérprete de 29 años y su novio, el también actor Garrett Hedlund, de 36 años, han dado la bienvenida a su primer hijo en común el último domingo. Según ha revelado el portal TMZ hace algunas horas, el esperado bebé ha sido un niño y la pareja ha decidido llamarlo Rhodes.

Emma Roberts embarazada 2

Embarazo en cuarentena

Los rumores de que la estrella de series como “American Horror Story” y “Scream Queens” estaba embarazada comenzaron a circular el pasado mes de junio. Poco después ella misma confirmó la feliz noticia.

Para el tan esperado anuncio, Emma Roberts usó sus redes sociales y publicó varias imágenes de ella luciendo un abultado abdomen. En algunas postales aparecía al lado de Hedlund y se leía el mensaje: “mis dos chicos favoritos y yo”.

Emma Roberts Garrett Hedlund

La artista neoyorquina y el intérprete están juntos desde marzo del 2019. Las alarmas de un nuevo romance empezaron a saltar luego de que fueron captados de la mano dando un paseo por Los Ángeles.

Por lo que ha contado Roberts en publicaciones posteriores al anuncio de su embarazo, ambos llevaban un tiempo buscando el bebé. No obstante, como muchas parejas, al principio tuvieron que enfrentar algunos problemas como la endometriosis, que afectó a su fertilidad.

Emma Roberts embarazada

“Suena cursi, pero en el momento en que dejé de pensar tanto en ello fue cuando quedamos embarazos. Esto me ha hecho dar cuenta de que el único plan que puedes tener es no tener ningún plan”, aseguró muy feliz la actriz.

Lea también:  Finca Rotondo se renueva para ofrecer piscos de gran calidad

Cabe señalar que antes de iniciar su relación con Garrett Hedlund —quien vivió un largo romance con la también actriz Kirsten Dunst entre el 2012 y el 2016—, Roberts salió con el actor Evan Peters, con el que mantuvo una intermitente relación que estuvo a punto de llegar al altar pero que finalmente terminó en marzo del año pasado.