Tras su boda con el príncipe Harry, Meghan Markle se convirtió en la duquesa de Sussex. Ahora acaba de ser incluida en la página oficial de la casa real británica, donde ya es posible conocer su trayectoria.

Los títulos nobiliarios en el siglo XXI se manifiestan en el espectro de internet. Tras la Royal Wedding, el Kensington Palace modifico todas sus redes sociales a la brevedad e incluyo a Meghan Markle como integrante de la “cuenta oficial de los duques de Cambridge y los duques de Sussex”. Incluso, modificaron la imagen de perfil por una donde también aparece la ex actriz de Suits.

👋

A post shared by Kensington Palace (@kensingtonroyal) on

Labor humanitaria:

Lo más interesante de su perfil es que también incluye sus inicios como activista: “Desde muy joven, la duquesa tenía una aguda conciencia de los problemas sociales y participaba activamente en obras de caridad. A los 11 años, hizo una campaña exitosa para que una empresa alterara su anuncio televisivo que había usado un lenguaje sexista para vender detergente líquido”. Y es que a los 11 años, Meghan le envío una carta a la empresa Procter & Gamble para que retiraran un comercial machista de la televisión.

La casa real también resaltó su trabajo social como actriz de Suits: “Mientras filmaba en Toronto, la duquesa se ofreció como voluntaria en un comedor de beneficencia canadiense. También estableció el programa en su lugar de trabajo para que las comidas sobrantes del rodaje fueran donadas a refugios para personas sin hogar”.

Duquesa y feminista:

¿Por qué Meghan Markle no es una duquesa cualquiera? La casa real británica incluyó una cita de la actriz que la define como una mujer empoderada: Estoy orgullosa de ser una mujer y una feminista”. 

Su perfil también cuenta su trabajo como defensora de la participación política de las mujeres y su liderazgo en las Naciones Unidas. Antes de su nombramiento para este cargo, Su Alteza Real pasó un tiempo en la oficina de las Naciones Unidas en Nueva York para comprender el trabajo diario de la organización antes de embarcarse en una misión de aprendizaje a Ruanda. En este viaje, se reunió con mujeres líderes parlamentarias en Kigali y visitó el campo de refugiados de Gihembe, donde las mujeres estaban trabajando en el liderazgo y el empoderamiento a nivel de base”.

Sí, Meghan Markle es la royal que estábamos esperando y que tanto necesitamos.