Meghan Markle se enardeció después de que los asistentes del Palacio Real devolvieron los regalos que le enviaron varios diseñadores de moda al enterarse de su relación con Harry.

Por Mariana Valle

Montones y montones de ropa de diseñador llegaron de regalo cuando Meghan Markle comenzó a salir con el príncipe Harry. Y la futura Duquesa tuvo furiosas peleas con los ayudantes del palacio que los enviaron todos de regreso, al considerarlo inaceptable, según un nuevo informe.

duques de Sussex Meghan Markle Príncipe Harry (1)

“Como actriz, era perfectamente aceptable recibir regalos de las cadenas de moda y marcas de diseñadores”, dijo una fuente al periódico británico The Sun. “No como miembro de la realeza”.

Haber aceptado quedarse con las prendas de diseño gratuitas enviados por los principales sellos internacionales está muy bien para una actriz. Pero va en contra del protocolo real, dijeron fuentes de el diario inglés The Sun. Y eso es algo que, por ejemplo, Kate Middleton siempre lo tuvo claro.

Markle se puso furiosa cuando le dijeron que no podía quedarse con la ropa que le fue enviada al Palacio de Kensington después de que se supo que era la novia del príncipe Harry, informó el Sun.

¿Una  “campaña de desprestigio calculada” orquestada por Palacio para desviar la atención de la entrevista de Oprah?

La noticia de la rabieta por las prendas de alta costura es solo la más reciente acusación de intimidación que inundó las páginas de los diarios en los días previos a la muy esperada entrevista de ella y Harry con Oprah Winfrey el domingo.

Se ve a Markle con un abrigo camel de Smythe y un suéter de Marks & Spencer

Se ve a Markle con un abrigo camel de Smythe y un suéter de Marks & Spencer.

“Como actriz, era perfectamente aceptable recibir regalos de las marcas de moda y  diseñadores”, dijo una fuente al periódico británico The Sun. “No como miembro de la realeza”.

Lea también:  Estos son los suplementos recetados a la reina Elizabeth II contra el coronavirus

“Pero intentar explicarle a Meghan que no era aceptable aceptar ese tipo de regalos cuando uno era miembro de la familia real era algo que ella tomaba como una afrenta a su individualidad”.

El príncipe Carlos finalmente pagó la cuenta de los gastos de guardarropa de Meghan después de que ella se casó con Harry en mayo de 2018.

El Palacio de Buckingham está iniciando una investigación sobre las acusaciones de intimidación. Meghan ha respondido que esto es solo una  “campaña de desprestigio calculada”  orquestada por el Palacio Real para desviar la atención de la entrevista de Oprah Winfrey.