La supermodelo Natalia Vodianova y el heredero del imperio LVMH Antoine Arnault se convirtieron oficialmente en esposos tras una década de relación. La novia lució un vestido de alta costura del diseñador ruso Ulyana Sergeenko Couture que ha dado mucho que hablar. 

Por Redacción COSAS

Pese a la pandemia del nuevo coronavirus, las parejas siguen apostando por el amor. Una nueva −y glamorosa− boda se ha llevado a cabo este fin de semana en París. Los dichosos novios: nada menos que la cotizada modelo Natalia Vodianova y su prometido, el empresario francés Antoine Arnault. Y es que tras una década de feliz romance, los novios no podían esperar más para unir sus vida. Por eso, decidieron casarse el último fin de semana por lo civil y en una ceremonia bastante discreta. Así lo acaba de confirmar la propia maniquí, quien ha publicado en sus redes sociales una foto y un pequeño vídeo a su salida del Ayuntamiento de París, después de que la alcaldesa de origen español, Anne Hidalgo, oficiara el enlace nupcial.

Natalia Vodianova y Antoine Arnault 2

Aunque por razones obvias la ceremonia ha sido íntima y sencilla, el vestido de la novia brilló por cuenta propia. La también filántropa lució un traje blanco de dos piezas, con precioso cuello babydoll confeccionado en un tejido vaporoso. Completó el ajuar con unos zapatos de tacón del mismo color y un cinturón a juego que enmarcaba su figura. Un detalle que se robó todas las miradas fue el bordado en el escote, un guiño a aquellos que llevan los trajes típicos de Rusia y que habría sido un homenaje a su país de origen.

Lea también:  Urbanismo: la reinvención de los mercados para frenar el virus

Boda pospuesta

El heredero del conglomerado de marcas de lujo LVMH y la celebridad de origen ruso inician así una nueva etapa en sus vidas, que en teoría debió iniciar antes. La pareja debía casarse el pasado 27 de junio en la abadía de Saint-Pierre d’Hautvillers, pero se vieron obligados a posponer sus planes y reducir la lista de invitados debido a la emergencia sanitaria.

Como se recuerda, a finales de 2019 Vodianova anunció su matrimonio con Arnault con otra foto en Instagram, donde la siguen más de 2,5 millones de personas. “Este año ha sido hermoso y memorable. 2020, aquí llegamos. No puedo esperar más a celebrar con nuestros seres queridos”, escribía Natalia al pie de una imagen tomada frente a un acantilado en la que, abrazada a su ahora esposo, mostraba su anillo de compromiso.

Natalia Vodianova y Antoine Arnault 1jpg

¿Crecerá la familia?

De esta manera, Vodianova se suma al selecto grupo de las novias COVID-19, quienes optaron por casarse a pesar de las restricciones en el número de invitados, el uso obligatorio de mascarillas y el distanciamiento social. La princesa Beatrice y Edoardo Mapelli, Cressida Bonas y Harry Wentworth-Stanley, la princesa Raiyah de jordania y Ned Donovan, y la archiduquesa de Austria Eleonore de Habsburgo y Jerome d’Ambrosio destacan también en esta lista.

Cabe resaltar que si bien ha sido ahora cuando Natalia Vodianova y Antoine Arnault han formalizado su relación de manera legal, queda claro que hace ya mucho tiempo decidieron que lo suyo era para siempre. Prueba de ello es que a lo largo de estos años han tenido dos hijos juntos: Maxim, que cumplió seis años el pasado mayo; y Roman, que cumplió cuatro en junio. Además, Vodianova tiene otros tres vástagos, fruto de su anterior matrimonio con el británico Justin Portman: Lucas Alexander, de 18 años; Naya, de 13, y Viktor, de 12. Una familia numerosa que quizá pronto quiera sumar un nuevo integrante.

Lea también:  ¿Qué nos dicen los astros sobre esta Semana Santa en cuarentena?

Natalia Vodianova Antoine Arnault 4