Desde España, el exparlamentario y hoy refugiado político César Combina opina sobre el entorno de Vladimir Cerrón y la red activista que intenta ayudar al Perú desde los organismos internacionales. Además, anuncia que volverá a Lima para las elecciones de 2022.

Por Redacción COSAS

“Estoy en contra de este gobierno porque es claro que detrás de él hay una organización criminal llamada Perú Libre”, sostiene César Combina desde Madrid. “Yo habría votado tal como lo hizo Roberto Chiabra o la doctora Gladys Echaíz: en contra de darle la confianza. Mi posición contra Cerrón y su mafia es clarísima desde hace siete años”.

A siete horas en el futuro, Combina nos cuenta su visión de lo que está pasando en el Perú y de lo que podría pasar en un escenario inmediato, ahora que se ha ratificado al gabinete Bellido en el Congreso.

¿Qué piensa del voto de Alianza para el Progreso? 

Alianza para el Progreso ha apostado por la gobernabilidad, pero eso para mí no tiene ningún sentido cuando hablamos de una organización criminal que ha ido al choque desde el primer momento. No hablamos de un partido, sino de una mafia. La designación de Guido Bellido como premier fue una provocación, un insulto a la memoria de las víctimas del terrorismo. Es un primer ministro abiertamente simpatizante de Sendero Luminoso, y que tiene audios y vinculación con una organización criminal como los Dinámicos del Centro. Esto era para hacer pisar el palito a la oposición. Y creo que no ha sido el mejor resultado.

¿Funcionará la censura de ministros a pesar de la cuestión de confianza?

Las censuras ministeriales, como la que se viene al ministro de Trabajo, un declarado filoterrorista del Movadef, eran la salida a una eventual aprobación del peor gabinete de la historia. Pero ya sabemos que esa estrategia no va a funcionar, porque este gobierno va a usar la cuestión de confianza para defender a sus ministros y seguir confrontando al Congreso hasta lograr disolverlo. Solo queda responder de manera unificada y establecer los consensos necesarios para alcanzar los ochenta y siete votos y así lograr la vacancia de este nefasto régimen.

COMBINA

“Solo queda establecer los consensos necesarios para alcanzar los ochenta y siete votos y así lograr la vacancia de este nefasto régimen”, expone el congresista

¿Qué le parecen las entrevistas a Vladimir Cerrón?

La entrevista (en Canal N) me parece que ha sido muy esclarecedora. Finalmente ha demostrado lo que venía yo señalando desde hace meses. Que Cerrón es la cabeza de esta organización criminal y que funciona de forma vertical. Que aquí no hay un individualismo, que Pedro Castillo pueda decidir o que Bellido pueda decidir, sino que el partido decide por todos, y esto lo ha confirmado el cabecilla de la organización. Entonces, creo que en este momento es necesario que, después de lo que hemos visto, tanto en los nombramientos como en la propia acción de gobierno, como en el manejo de la bancada previo además al financiamiento, y todo ese tema de la campaña que es otro tema adicional, creo que es necesario que el Perú entienda a Perú Libre como una organización criminal. No lo puede entender como una organización política, y ese es el grave error que ha tenido Enrique Castillo y que tuvo también Mónica Delta, porque ellos piensan que esto es un partido y no lo es.

Esa tesis hay que demostrarla legalmente, pero ¿cómo funciona la organización en sí? Ha habido un poco la idea del “policía bueno y el policía malo”, una especie de idealización de Castillo, como lo que pasó con Fujimori y Montesinos en su momento.

Exacto, estamos en estos momentos en una asociación. Porque durante la campaña dijimos hasta el cansancio que Perú Libre era una organización criminal y la gente no creyó, tuvo muchos problemas, había mucha esperanza por Castillo, y esto es clarísimo. La gente votó por un tal Pedro Castillo y no por lo que decía él, sino distintos traductores de lo que podría haber sido una persona que reivindicara a la izquierda democrática. La realidad es que cuando se sentó en Palacio aplicó lo que decíamos: un programa radical, un programa de gobierno de Perú Libre y que desde un principio ha querido jugar a lo que tú señalabas, policía bueno y policía malo, porque esa es la estrategia para avanzar. Tener a Pedro Castillo, el buen hombre, el buen campesino, el buen profesor, el buen político. Tener a Vladimir Cerrón como el negativo. ¿Qué cosa ha ocurrido esa semana que para mí es muy importante? Se ha quebrado esta situación. El silencio de Vladimir Cerrón era indispensable para mantener esta artimaña. Ahora que Vladimir Cerrón salió a hablar y que el mismo Pedro Castillo también habló y dijo que él respalda lo que ocurre, entonces se muestra la realidad. Pedro Castillo y Vladimir Cerrón son uno solo. Es un solo proyecto sostenido en una organización criminal, y que además no tiene la mínima voluntad de cambiar. Lo que tiene es la voluntad de someter, y cuando someten hablamos por ejemplo de lo que ha señalado Vladimir Cerrón, de agarrar a Julio Velarde como útil, como un as útil para bajar el dólar; o, por ejemplo, agarrar a Verónika Mendoza para ser un as útil para someter a la clase media limeña. Acá se devela todo el secreto y creo que en este momento empieza la debacle. En este momento se muestra el proyecto Castillo-Cerrón como una asociación para delinquir dentro de una organización criminal. 

COMBINA FAMILIA

“El quinto suyo evitará que el régimen gane popularidad y prestigio internacional, como en un inicio tuvo Evo Morales”, dice desde Madrid, donde vive con su familia.

También quedó claro ayer que el presidente del partido o el secretario general del partido, en este caso Cerrón, tiene una línea un poco por encima y por detrás del presidente. Un poco como lo que algunos mencionaban, la figura de Castro con Dorticós o Kerensky con Lenin. Es decir: la estructura del Partido Comunista. Es el secretario del partido quien pone al presidente o al primer ministro y luego lo quita. Hay gente que dice: Cerrón sale ahora porque sabe que Castillo ya tiene poca vida y él va a poner otra ficha o va a ponerse él mismo.

Y lo ha dicho… 

Lo ha dicho, lo ha insinuado. ¿La salida de Cerrón anuncia el inicio de la salida de Castillo? ¿Cerrón sale solo por su megalomanía o hay una estrategia ahí? 

No, no, no, todo lo que hay y tal cual lo dije en una entrevista anterior, la mente de Cerrón es una mente criminal. No es una mente que analice a nivel de emociones o a nivel de hechos, sino que viene pensado de antes. Entonces, la salida estratégica de Cerrón en un momento de grave crisis en donde el Presidente no tiene ni más del 40% de la intención de apoyo o de la aprobación del Perú, viene con la idea de que si algo ocurriese, yo voy a estar detrás. Y qué cosa ha hecho Vladimir Cerrón: poner en espacios públicos como Cancillería, como Interior, como Inclusión Social, Ministerio de la Mujer, Ministerio de Salud, a sus alfiles, que no responden a Pedro Castillo, sino a Vladimir Cerrón y al propio partido. 

Se sienten con el suficiente soporte para el día de mañana convocar a elecciones y ser elegido presidente. Tanto así que lo ha dicho públicamente y en la entrevista se le ha escapado un par de veces decir “mi gobierno”, “mi futuro gobierno”, y es que él sueña con eso. 

Él sueña con poder llegar a la Presidencia de la República sin depender de Pedro Castillo. Ha intentado también diferenciarse y decir “el gobierno actual ha negociado con los caviares”. El único que ha negociado con los caviares es el señor Vladimir Cerrón, porque cada persona, cada caviar, hablando por Anahí Durand, empezando por ella, ha sido negociado por él. El caso de Verónika Mendoza lo negoció Arturo Cárdenas en una reunión propiciada por Cerrón en la ciudad de Lima, y lo que hace Vladimir Cerrón es utilizar este gobierno para proyectar el suyo. 

Curiosamente, él dice: “Negoció Castillo”.

Dice que negoció Castillo, pero en ninguna negociación negoció Castillo, la hicieron Cárdenas y Cerrón. Y lo más sorprendente de todo es que todavía seguimos creyéndole a alguien como Pedro Francke, a alguien como Aníbal Torres, que tuvieron que negociar con Vladimir Cerrón previamente al asumir el gabinete, es decir, todo el gabinete ha tenido la firma de Vladimir Cerrón. No hay uno que haya pasado, y esto muestra que el señor Pedro Castillo no sabe ni siquiera con quién está. Es mejor en estos momentos escuchar y creerle al señor Vladimir Cerrón, que la tiene muy clara, muy marcada la línea del propio gobierno, cosa que no ocurre con el presidente, no sé cómo decirlo, el presidente de adorno que es Pedro Castillo

¿Cuáles son los siguientes escenarios? Se habla mucho que por Fiscalía, o por la prensa o por las denuncias del Ministerio Público, es decir, por el lado judicial, por el lado legal, por el lado policial o por la calle… 

Yo he presentado una propuesta que es la creación de una comisión de investigación sobre el financiamiento ilegal de la campaña de Perú Libre. Esta propuesta me parece que concentra toda la visualización de lo que debe ocurrir, porque tarde o temprano la Fiscalía llegará a esa visualización, que Perú Libre se financió de forma ilegal. Ahora la Fiscalía lo tendrá que llevar al plano judicial. El problema que yo veo desde ese lado es que sigue siendo un lado secreto. ¿A qué me refiero? A que los fiscales tienen información privilegiada y que el juez tiene información privilegiada, pero a mí lo que más me interesa, y creo que le tiene que interesar a toda la oposición, es lo que importe en el pueblo. Es lo que importe en la gente, y es por eso que lo más importante es llevar el caso al Congreso, porque en una comisión investigadora congresal tendríamos desfilando en este momento a Vladimir Cerrón, a Guido Bellido, a toda la gente que ha sido involucrada con los Dinámicos y con todas las organizaciones criminales que tienen que ver con Perú Libre. Hablamos de más de cuatro en este momento, pero en los días subsiguientes van a llegar a ser hasta siete u ocho en solo una región. Entonces, cuando esto se haga público, va a generarse un caos terrible e insubsanable, porque el señor Vladimir Cerrón no puede justificar ni siquiera su propia campaña, ni siquiera la inscripción del partido, ni siquiera las tres candidaturas de su hermano. Entonces, cuando todo esto ocurra, mirándolo desde la perspectiva, es decir desde el año 2010 hasta la actualidad, esto se cae de maduro. 

Se cae por financiamiento ilegal y esto es lo que va llevar a caerse al gobierno, al señor Pedro Castillo y a los congresistas de Perú Libre. No hay uno solo que pueda negar la intervención del señor Vladimir Cerrón, de Arturo Cárdenas y de toda esta organización criminal.

COMBINA EN CONGRESO

“Lo más importante es llevar el caso al Congreso, porque en una comisión investigadora congresal los tendríamos desfilando en este momento”, explica Combina.

Usted incluiría a la vicepresidenta, ¿no? 

Definitivamente. La señora Dina Boluarte fue recaudadora de fondos del señor Vladimir Cerrón. Tiene que explicar de dónde llegaron estos fondos, porque la plata no llega sola, esto no es posible. En ese sentido, hay partidos que han sido atacados por financiamiento ilegal de organizaciones que no son criminales. Hablamos de empresas. Pero en este caso, es el primer partido en la historia del Perú financiado, desde su creación, por una organización criminal, sostenido por una organización criminal y que llegó a Palacio de Gobierno con una fórmula presidencial: Dina Boluarte y Pedro Castillo, que además incluía a Vladimir Cerrón desde el financiamiento ilegal.

Usted está en España, Beto Ortiz está en México. Como suele suceder con los autoritarismos en ciernes, los refugiados políticos hacen activismo desde los extramuros. ¿Cuál es su rol desde afuera? ¿Hay algunas organizaciones donde pueden ayudarnos, donde pueden ver la situación desde otra perspectiva?

El quinto suyo es muy importante. Todos los peruanos en el exterior salieron de su patria por algo: terrorismo, inflación, desempleo, etc. Y es esa gente la que evitará que el régimen gane popularidad internacional en Estados Unidos, Asia y Europa. Hay que evitar que se replique el efecto de Evo Morales, dando una imagen idealista. Castillo es el títere de una organización criminal. Acá en España, cumplo un rol importantísimo. Porque lo que estoy haciendo tanto en Vox como en el Partido Popular y también en Ciudadanos, y en las próximas semanas en el PSOE, y también en el partido Unidos Podemos, que es un partido de izquierda, es informar que no tenemos en Perú a un presidente elegido por una organización política, sino más bien por una organización criminal, y eso cambia radicalmente el tema. Hablar de tener un presidente elegido por una organización criminal nos pone en el mismo nivel de lo que tenemos el día de hoy en Afganistán, que tiene una organización de gobierno con terroristas y criminales, no son una organización elegida popularmente y que además goce de una legitimidad democrática institucional, que es lo que ocurre en todo el mundo. Cuando lo hemos dicho aquí, claro y directo, han saltado miles de alertas. Hablamos de alertas vinculadas al terrorismo, al grupo de Sendero Luminoso que está apoyando el gobierno. Hablamos de alertas vinculadas al narcoterrorismo, desde los hermanos que están en el VRAEM sosteniendo parte de la dinámica de Perú Libre y también a la gran corrupción generalizada del gobierno regional de Junín, en donde inclusive empresas españolas estuvieron involucradas, como Antalsis. Entonces, hablamos de un gran trabajo de difusión, para no cometer el mismo error que ocurrió con Bolivia, que cuando Evo Morales tomó el poder, se presentó como un señor indígena, representante de las organizaciones comunales, etc. El señor Pedro Castillo, cuando salga, no va a ser recibido como un profesor. Va a ser recibido como el miembro de una organización criminal, y ese es el trabajo que estamos haciendo cientos de peruanos. Yo en España, otros en Alemania, otros en Estados Unidos, otros en Japón, y estamos coordinando justamente para eso, para presentar todas las pruebas. Pruebas que en estos momentos nos encantaría que el Congreso de la República reivindique y que son tan obvias como que las tienen las redes sociales, los audios que se han filtrado, las fotos, los WhatsApps, de todo este grupo de gente que ha delinquido para financiar una campaña presidencial. 

Además de Vox , ¿qué otras organizaciones u ONG o instituciones extranjeras se han mostrado interesadas por el caso peruano?

Mira, estamos aquí con Vox, con el Partido Popular, también con la Fundación Friedrich Naumann, una fundación liberal alemana. También hemos informado a la fundación Konrad Adenauer y, a su vez, también a otras organizaciones. Vamos en los próximos días a informar, por ejemplo, al Instituto Republicano Internacional, que es un instituto vinculado al Partido Republicano, allá en Miami. Hemos presentado hace unos días un coloquio con el instituto para la Democracia Latinoamérica, donde han participado Lourdes Flores, Jorge del Castillo, Mónica Yaya y mi persona, informando lo que significa Latinoamérica.

¿Cuál es el futuro de César Combina, políticamente hablando?

Mi permanencia en España es indefinida, porque Cerrón le ha puesto precio a mi cabeza. Sabe que gran parte de su desprestigio nacional es gracias a mí, y eso es algo que no me perdona. Políticamente hablando, mi futuro siempre estará en Perú. Yo voy a retornar a Lima y daré la batalla donde haya que darla. Mi partido tiene una gran convicción democrática. Además, me siento orgulloso de estar en un partido que el día de hoy mantiene todavía esta valiente lucha contra la mafia, pero también contra el terrorismo, que es lo más importante para nosotros. Con eso no se puede negociar. Ni con delincuentes ni con terroristas. Tengo pensado participar en las elecciones de 2022 y enfrentar a Cerrón. Mi trabajo político se va a concentrar en Lima, a donde Perú Libre está apuntando. Si no controlan la capital, difícilmente podrán sostener su gobierno. En Lima debemos combatirlos sin tibiezas. Ellos caerán.

Suscríbase ahora para obtener 12 ediciones de Cosas y Casas por solo 185 soles. Además de envío a domicilio gratuito y acceso instantáneo gratuito a las ediciones digitales.